domingo, 4 de diciembre de 2016

Módulo 4 - Buenas prácticas


En este módulo vamos a poner en práctica todo lo aprendido con el objetivo de ser capaces de plantear una intervención en el propio centro donde trabajamos a la hora de intervenir en un caso de acoso escolar. He elegido un curso de edad en la que estoy trabajando ahora mismo 11 años porque considero que es para mí mas fácil buscar recursos y aplicar una intervención conociendo los problemas que surgen en el día a día en el aula y cuales son las medidas que llevamos a cabo para solucionarla, observando al grupo de iguales se les conoce más y se les puede ayudar mejor. El caso elegido era una víctima activa que no tenía las herramientas necesarias para afrontar el problema y necesitaba tanto de la ayuda de los maestros como de su grupo de iguales para poder resolver entre todos el problema que aquí se nos plantea. La niña reacciona violentamente ante aquellos que la faltan el respeto y la discriminan y no encuentra en su grupo de iguales el apoyo necesario para poder resolver el problema sin utilizar la violencia.
La alumna en cuestión no se encuentra integrada en el grupo clase y siente que es acosada por parte de algunos compañeros de la clase tanto con agresiones físicas como verbales . La familia desconoce el problema, ya que ella no les ha contado nada, intentando solucionarlo ella sola, debido a su impulsividad no es capaz de controlarse y reacciona con cierta agresividad ante el comportamiento que están teniendo hacia ella esos compañeros. Sus compañeros opinan de ella que la gusta llamar la atención y que no parece tímida. Otros compañeros dicen que es un poco diferente a los demás y que parece no confiar en nadie, ni tener especial interés en mejorar su relación con el grupo de iguales actuando siempre a la defensiva.
La situación de acoso que se plantea en esta intervención cumple las tres características : elevada frecuencia, intencionalidad y desequilibrio de poder. La víctima de este caso es activa: impulsiva, le gusta llamar la atención, impopular y se defiende de la mejor manera que sabe, utilizando las mismas herramientas que sus presuntos acosadores pero con la desventaja de ser una sola ante un grupo.

CARACTERÍSTICAS DEL CENTRO 

El Colegio Miguel Hernández es un colegio público, situado en la zona este de Madrid,en Arganda del Rey. Es un colegio con un 60% de población inmigrante rumana y un gran porcentaje de las familias se sitúan en la clase media-baja, a nivel económico y a nivel cultural. En la mayoría de las familias, no poseen estudios y se dedican a trabajos no cualificados. Además el centro acoge a menores de residencia por lo que la intervención con la trabajadora social que vienen al centro una vez a la semana es continua, para que todo este en orden y los menores estén en las mejores condiciones posibles.
El colegio dado las características de su alumnado tiene como objetivos prioritario la interculturalidad, el respeto y la solidaridad entre alumnos, siendo uno de los objetivos el desarrollo de la empatía y la resolución de conflictos tanto en el aula , como en el patio.
Es un colegio de linea dos aunque lleva manteniéndose varios años fuera de esta línea debido al gran número de niños y niñas sobre todo inmigrantes de esta localidad.
El Colegio ofrece un servicio de comedor que pretendemos que sea un ámbito educativo más , queremos que en él se desarrollen modales y actitudes de limpieza y valores cívicos.
El centro dispone también de un servicio de Orientación Psicopedagógica dedicado a tratar aquellos problemas que se detecten en los alumnos y a asesorar a docentes y familias del centro, y de una profesora de compensatoria a la cual acude niños que por desconocimiento del idioma o por desventaja social tienen un desfase en el aprendizaje de mas de dos años.
El patio con el que cuenta el colegio y se lleva a cabo un programa de patio en el que los niños pueden jugar a diferentes juegos cada día asignados por curso para desarrollar un buen aprovechamiento del espacio y conseguir que todos los niños tengan su espacio donde poder jugar y desarrollarse libremente.Todo ello supervisado por los profesores y por algunos de los alumnos de cursos superiores que ayudan en los juegos mas complicados, hacen de arbitros e inician a los mas pequeños en el juego.
En el colegio intentamos que el diálogo, la participación y la convivencia sean elementos fundamentales en el proceso formativo. Para asegurar y consolidar un buen clima de convivencia, tenemos que ser capaces de anticiparnos desde nuestra praxis educativa con una serie de actuaciones y actividades formativas.
A pesar de todo esto y aunque hay un clima de convivencia correcto, en ocasiones pueden surgir conflictos y situaciones que hay que corregir. Los momentos de mayor conflictividad son las entradas y salidas del colegio, los intermedios de las clases, las salidas culturales extraescolares y los recreos.

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN


En el momento en que la comunidad educativa tiene conocimiento expreso de una situación de posible acoso,deben ponerse en marcha el protocolo de intervención en la que todos los miembros de la comunidad educativa deben estar informador y participar en la actuación para que de verdad sea efectiva. En este caso yo como tutora de la alumna,informare al equipo directivo y al departamento de orientación de lo que esta ocurriendo para iniciar las actuaciones necesarias y realizar una primera valoración del caso. Si se confirma la situación de acoso, se informará inmediatamente a la Comisión de Convivencia y a la dirección del colegio para que ponga en marcha, si lo estima oportuno, la tramitación del expediente disciplinario. En cualquier caso, el centro se ceñirá a lo establecido en el “Protocolo para la corrección y sanción de las situaciones de acoso escolar en los centros docentes no universitarios de la Comunidad de Madrid” actualmente en vigor.

Se llevara a cabo una reunión inicial en el que estarán la tutora, la jefe de estudios y responsable del plan de convivencia para evaluar el caso, nombrar las personas que realicen las distintas entrevistas, para comenzar a llevar a cabo las medidas necesarias, inmediatas y urgentes. Se comunicará la situación a todo el personal del centro, docentes y no docentes relacionados de una u otra forma con el grupo para que todos se impliquen en la tarea de intervención y se realiza la apertura del Protocolo de acoso escolar.
Las entrevistas que se llevarán a cabo serán: con la víctima, acosadores, familias ( de ambos acosada y acosadores) y grupo de iguales que hubieran podido ser testigos de las situaciones de acoso que se ha dado. Se explica a todos ellos que se van a llevar a cabo medidas de protección inmediatas: aumentos de vigilancia en aulas, pasillos, recreos…, reorganización de la clase o grupos de trabajo…
A la víctima: se le asignará un alumno-ayuda que sera el encargado de permanecer con ella y le prestará apoyo emocional y le facilitará la integración en el grupo de iguales con la ayuda del tutor y de la orientadora del centro. Se le prestará apoyo emocional para la recuperación psicológica y entrenamiento para mejorar las habilidades sociales a través del gabinete de orientación del centro.
A los acosadores: se les informará de las medidas disciplinarias que se van a tomar que les ayuden a reflexionar y reparar el daño; se trabajará con ellos la empatía, a través del gabinete de orientación.
A las familias: se les ofrecerá ayuda desde el departamento de orientación.
Ayuda entre iguales: Para ayudar a la víctima se llevará a cabo una ayuda entre iguales. Se realizara una hora semanal dedicada al tutoría en la que se trabajar a través de dińamicas de grupo las estrategias necesarias para la resolución de conflictos de manera positiva, el desarrollo de la autoestima, la empatía, la asertividad y el respeto a las diferencias. Todos los alumnos serán escuchados y tendrán un espacio abierto para resolver sus problemas siempre dirigidos por la tutora y con el único objetivo de establecer un ambiente distendido en clase de cordialidad y respeto mutuo donde todo el mundo tenga un lugar sin ocupar el lugar del otro. Teniendo en cuenta toda la información recogida principalmente de la víctima, con los resultados del sociométrico y con la información que puedan aportar el tutor y demás profesores del curso, serán elegidos 2 alumnos, un prosocial y un amigo del mismo prosocial para proponerles que sean alumnos- ayuda de la víctima. Estando los dos en grupo su de trabajo siendo compañeros de mesa podría , ya que consideramos que se encuentra bien con ellos y que pueden servirla de ayuda. Estos alumnos se encargarán también de abrir un poco el círculo de amistades de la niña, ayudándola a establecer nuevos vínculos que le ayudarán en un futuro inmediato a sentirse apoyada e integrada y ser capaz de resolver los problemas que en el día a día se vayan aconteciendo. Se les concienciará de la importancia de su intervención y se valora y se premiará su ayuda con refuerzos positivos de conducta que les ayuden a sentirse valorados y útiles en el proceso. Estos alumnos además serán capaces si realizamos bien la intervención de mediar en otros conflictos que puedan surgir dentro de aula y fuera de ella, y desarrollaran las habilidades necesarias para enfrentarse a posibles conflictos en un futuro. Se les dará un apoyo emocional y se les ayudará a desarrollar las estrategias necesarias .
A nivel de clase: Se trabajara todas las semanas una hora dedicada a la tutoría donde a través de dinámicas de grupos, se fomentará la cohesión grupal y el respeto a los demás. Se intentará que los niños y niñas se conozcan más , sean capaces de mostrar sus intereses, sus inquietudes, todo ello desde un clima de respeto y confianza mutua. En esta sesión se pretende desarrollar las habilidades necesarias para que los alumnos sean capaces de desarrollar la empatía hacia a los demás. Actividades para conocerse a si mismo, para ser capaz de expresar y controlar mis emociones, actividad para fomentar el buen clima, para desarrollar habilidades sociales que les permitan tener un buen auto-concepto de si mismos y de los demás.
En estas sesiones además los alumnos expondrán sus dudas y sus inquietudes y necesidades a través de distintas sesiones y formas, debates, role playing, teatralización y actividades de trabajo cooperativo.
Además los grupos que se establecen en clase serán heterogéneos y cambiaran quincenalmente para que no se establezcan relaciones cerradas y todos puedan relacionarse con todos, proponiendo diferentes actividades de grupo en las que todos y todas tengan algo que aportar.
Se dedicarán los últimos diez minutos del día a evaluarlo y a resolver los posibles conflictos que hayan sucedido en el día.
Se les pedirá la colaboración para crear un grupo de mediación con el fin de crear un grupo de iguales que se encargue de dar opciones de solución a diferentes problemas, sobre todo en el patio, que puedan ayudar a los pequeños a establecer dialogo, arbitrar sus partidos e incluso iniciarles en el juegos , al ser los mayores suele ser bastante motivador darles una función tan importante y a los más pequeños tenerles cerca también les gusta, ya que de otro modo no suelen hacerles mucho casos.

SEGUIMIENTO DEL CASO

- Realizaremos un seguimiento del caso, con entrevistas a la menor ,para verificar que la conducta no se repite, para ver como se encuentra emocionalmente, y para interesarnos por su grupo de iguales, si nota mayor aceptación , si se siente más a gusto. Haciéndola entender en todo momento que estamos a su disposición, para cualquier cosa que necesite y mostrándole un total apoyo y confianza.
- Nos reuniremos con cada uno de los alumnos acosadores para confirmar que la situación está mejorando. Seguiremos trabajando con ellos la empatía y el control de impulsos, además del desarrollo de habilidades sociales que le permitan entender lo grave de la situación y fomentar en ellos el respeto hacia los demás como valor primordial. Analizaremos con ellos cuales son las nuevas relaciones que se han establecido con la menor, y observaremos cual es su conducta actualmente hacia ella.
- Se mantendrá en todo momento una información constante con ambas familias, informándolas de los progresos y avances y de las medidas que estamos llevando a cabo, intentando que ambas partes se impliquen y sean ellos ejemplos para sus hijos, educándoles desde el respeto y si emitir juicios despectivos. Estaremos apoyándoles tanto con los recursos necesarios como emocionalmente di fuera necesario, creando un clima de confianza y colaboración mutua entre familia y escuela.
- Reuniones con el equipo docente para valorar la efectividad de la intervención, comentar las conclusiones de las observaciones que se siguen realizando…
- Seguimiento de la ayuda entre iguales mediante reunión con los Alumnos-Ayuda, semanalmente y siempre que fuera necesario.
- Seguiremos realizando actividades para mejorar la cohesión del grupo clase y el control de las emociones, valorando los cambios que se van produciendo a nivel del grupo-clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario